Sarabouza12's Blog

Just another WordPress.com weblog

Popping Novembre 9, 2010

Filed under: Uncategorized — sarabouza12 @ 8:49 pm

El popping es un estilo de baile callejero surgido en Fresno, California, en la década de 1970 en el que se contraen los musculos del cuerpo creando un efecto «robótico». Esto se hace continuamente al ritmo de una canción y en combinación con diversos movimientos y posturas. Hoy en día el popping se ha extendido hasta el punto de que los campeones mundiales de popping, al igual que los de breakdance ya no son afroamericanos sino asiáticos.

A mi me encanta, me parece increíble, yo estoy empezando con clases y espero aprender un poco sobre esto.

Anuncis
 

¡MIS BISABUELOS CUMPLEN 70 AÑOS DE CASADOS!

Filed under: Uncategorized — sarabouza12 @ 8:43 pm

Increíble pero cierto.  Mis bisabuelos cumplen 70, 70 añazos de casados, mucho ¿verdad? Salieron en un periódico gallego, La Voz De Galícia. Salieron en España Directo dónde también salí yo, ya que estábamos toda la familia. Esta es la noticia que ponía en el periódico:

Hay historias que llegan al alma. Y esta es una de ellas. Sus protagonistas se llaman Remedios Ramos, de 91 años, y Manuel González, de 96. El próximo domingo celebrarán nada más y nada menos que setenta años de casados. Y aseguran que siguen tan enamorados como el primer día. «¿Que cal é a receta para seguir xuntos despois de tanto tempo? Pois non che sei, pero o que si sei é que en todo este tempo non houbo nin un só día en que os nosos fillos nos visen enfadados. ¡E iso que Manuel ten un pronto moi forte!… Pero nunca discutimos», dice Reme con una sonrisa de satisfacción. Tras pasar gran parte de su vida en Xermade, el matrimonio se trasladó a Ferrol hace 38 años, y desde hace ahora dos (cuando la salud de Manuel empeoró) su hogar está en la residencia Geriatros de Esteiro, donde sus familiares los visitan y les dan mimos un día sí y otro también. Reme y su marido tienen ocho hijos, diecisiete nietos y ocho biznietos. De la amistad al amor. Manuel no se siente bien esta mañana, así que es su esposa la que hace memoria para relatar su historia de amor. Con una voz suave y mucha dulzura, cuenta que conoció a Manuel de niña, en su aldea natal de Piñeiro, en el municipio lucense de Xermade. La amistad creció y creció con el paso de los años, pero al llegar a la juventud, él se echó una novia y ella empezó a tontear con otro chico. Parecía como si el destino los quisiese separar, pero entonces la Guerra Civil lo cambió todo. «Manuel marchou para ao frente, a Ponferrada, e entón a moza que tiña empezou a andar con outro rapaz. El enterouse polos amigos e pouco despois fixémonos noivos», explica Reme echando la vista atrás. Al poco tiempo de terminar la Guerra Civil -exactamente el 7 de noviembre de 1940- pasaron por el altar. Y desde entonces siempre han estado juntos.

Acompañando a Reme y Manuel, hoy están tres de sus hijas, Estrella, Maruja y Pilar, además de su nieta Sabela. Estrella cuenta que su madre siempre fue una santa, «una auténtica bendita» y, mientras habla, Sabela no deja de acariciar y susurrar cariños al oído de su abuelo, mientras él -con la cabeza baja- parece como dormido. Reme cuenta entonces que su marido siempre fue un hombre muy atractivo -«rubio e cos ollos azuis»-, además de «moi boa persoa». Y para Manuel, anota su hija Maruja, Remedios siempre fue «la más guapa, la más buena y la mejor». Él apenas se inmuta al escuchar sus palabras, pero cuando Sabela vuelve a acercársele al oído para preguntarle qué es lo que más le ha gustado siempre de su mujer, Manuel sale del mutismo. Levanta la cabeza, abre un poco los ojos y entonces una sonrisilla pícara se le dibuja en los labios: «¡El culo!», responde como si fuese un chaval de veinte años. Lo dicho. Siete décadas juntos y tan felices.